Multipotencial: ME CUESTA DECIDIR QUÉ HACER ¡¡¡QUIERO TODO!!!





Si te cuesta mucho decidir qué estudiar, qué carrera seguir, qué proyectos emprender y hasta qué hacer en tu tiempo libre… quizás eres un multipotencial…un qué… un individuo con muchos talentos y mucha indecisión. Quédate conmigo y descubre si eres o no un multipotencial.


Descubrí que soy multipotencial y entendí por qué desencajaba en este mundo. Así que durante estos últimos años he decido que quiero contar mi historia y compartir todo lo que sé para que otros también puedan avanzar en este mundo dominado por la especialización.



Quizás sea la primera vez que escuchas el término y es que somos unos bichos raros que estamos como en el borde de muchos abismos.

Multi-Potencial. Múltiples potencias.

Acabemos de una vez con el primer mito, potencial significa que tenemos una capacidad que si desarrollamos vamos a alcanzar un alto grado de dominio. Así que no es mera curiosidad por varias ramas del conocimiento. Un multipotencial se ensucia las manos.

Una definición formal, la primera probablemente, viene de R.H. Frederikson: Una persona multipotencial se define como aquel individuo que, cuando se le provee el ambiente idóneo, puede escoger y desarrollar cualquier número de competencias con un alto grado de dominio.

¿Adivinas? Un multipotencial odio estar frente a encrucijadas en las que tiene que decidir qué hacer. ¿Por qué? Sencillo. Escoger una significa que las demás se quedan allí como en un limbo. Y un multipotencial no olvida y ese es precisamente el problema.

El multipotencial quiere hacerlo todo, experimentar muchas cosas, entonces está sujeto a un sinnúmero de distracciones mientras trata de dominar la materia del día. Esto puede que no sea cierto para algunos que si se logran concentrar por algún tiempo en una materia. A diferencia del especialista llega un punto en el que hay que saltar.

Si has conducido un auto manual, esto funciona como cuando el coche está a punto de apagarse si no aceleras. Un multipotencial siente ese mismo temblor antes de apagarse por completo y es allí cuando tiene que saltar.

Recapitulemos:

Más allá de simple curiosidad por diversos temas sentimos un llamado a la acción.

Cuando atendemos el llamado, si es que lo hacemos, nos cuesta tremendamente decidir qué es lo siguiente que queremos hacer.

Una vez que decidimos y estamos haciendo las cosas, llega el aburrimiento, ese momento en el que saltamos o morimos de tedio.

Saltar, ¿qué piensas si te digo esta palabra en el ámbito profesional? Yo, por ejemplo, te diría inestabilidad. Este señor salta de un trabajo a otro, más aún salta de una profesión a otra. Un día es carpintero y al siguiente está comprando libros de física nuclear.

Llegamos a otro punto, nuestros gustos son muy diversos y producen incomodidad social.

La típica pregunta y, tú, ¿a qué te dedicas?

Tienes tiempo, siéntate y te cuento

A la sociedad nos gusta ficharnos y a nosotros los sapiens nos encantan las etiquetas. Sí, sí… los intensos me dirán que fluyen como el éter. Les tengo una noticia, las etiquetas son parte de los que somos porque es la estructura que nos permite entender y sobrevivir en el mundo.




¿Cuántas veces te has sentido el bicho raro de tu familia, en tu círculo de amigos, en el colegio o la universidad, con tus compañeros de trabajo?

Dime en los comentarios si eres un bicho raro.

Si lo eres te garantizo que llegaste a un buen canal para ti.





La multipotencialidad la puso en la boca de la media Emilie Wapnick son su charla TED. Te la dejo en los links y si quieres enterarte un poco más de qué va, aquí te dejo un video que resume su libro.


Antes de Emilie, la multipotencialidad está en algunos estudios en el área de pedagogía en referencias a los alumnos dotados de talentos. Para hacer el cuento corto, la mayoría de los alumnos dotados presentan multipotencialidad traducida en la dificultad de elegir pero también en el despliegue de talentos variopintos.

Para Emilie el multipotencial es alguien con muchos intereses y ocupaciones creativas. Esta definición es bastante vaga a mi parecer, pues no especifica siquiera que es la creatividad, que se puede entender como inclinaciones artísticas o una actividad creadora en general.

Nos dice también que el multipotencial no tiene una vocación única como la tendría el especialista. Y creo que este es el punto fuerte. No tenemos una única vocación que perseguir así que no podemos ser categorizados y aprovechar las estructuras establecidas en la sociedad. Una vez más somos los bichos raros y ser un bicho raro no es siempre color rosa.

El color más oscuro de la multipotencialidad es el aburrimiento que puede llevar a la ansiedad y depresión. El estancamiento es una camisa de fuerza para nosotros. Por ello, tenemos que buscar la manera de ganarnos la vida honrando lo que somos, honrando nuestra multiplicidad.

Quisiera ahora darte mi definición de la multipotencialidad.


El multipotencial tiene múltiples potencias que decide o no desarrollar. Su curiosidad es su fuerza vital pero no se satisface con poco, sino que el multipotencial tiene que ensuciarse las manos y dominar diversos temas. Es una multiplicidad en un mundo que exalta la singularidad, una chispa que une puntos irreconciliables de formas innovadoras. Se aburre cuando es momento de saltar al siguiente tema, lo cual la sociedad no sabe cómo procesar, por lo que no hay un lugar específico. Siendo animales de comunidad más que ermitaños, el multipotencial puede caer en estados depresivos por ese conflicto interior que no le permite asentarse y conformarte con el status quo.

Si quieres comprobar si eres multipotencial, aquí tienes el test de MUJER CRONOPIO.



Si quieres pelear conmigo contra el status quo, bienvenido. Búscame aquí, en Instagram o www.mujercronopio.com


¡Comparte este video en. twitter!




Estoy construyendo armas para esta lucha por nuestro lugar en la sociedad.

Te invito a la lista Multipotencial. Conocerte es un superpoder.


Sígueme en…

Instagram

LinkedIn

Facebook

Twitter

  • Instagram
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn